Archivos para abril, 2010

R8 se bajó del camión, cogió las basuras de los linderos del Cartucho y comenzó a introducirlas en el dispositivo traga desechos que el vehículo lleva en la parte posterior. Cuando terminó, bajó una pequeña palanca del lado derecho del automotor y las basuras comenzaron a ser engullidas por una enorme cuchilla.

Si alguno hizo reciclaje en casa dice R8 se imagina cómo quedó en la parte de adentro del camión?, cómo quedan las botellas de vidrio, los vasos desechables…? Solo basta hacer un recorrido nocturno en uno de los carros de la basura para darse cuenta de la inutilidad del buen propósito de muchos bogotanos de reciclar en casa.

A partir de las ocho de la noche, el 28 de julio pasado, un fotógrafo y esta redactora de EL TIEMPO se dieron a la tarea de ir en uno de los recolectores de basura del consorcio Ciudad Limpia.

Dirigidos por Luis Usher, más conocido como R8 , inspector del sector centro desde hace cuatro años, recorrimos, una y otra vez, las calles adjudicadas a este consorcio (desde la calle 0 hasta la 26, y desde las laderas de los cerros hasta la avenida Caracas).

(más…)

Cuando la fe amenaza la vida

Publicado: abril 25, 2010 en Uncategorized

Google images

Archivo El Tiempo. Rosa* se está muriendo. En el lado derecho del cerebro tiene un aneurisma (una obstrucción en una vena) que se le puede estallar en cualquier momento. Es una bomba de tiempo. Para salvar su vida debe someterse a una operación a cerebro abierto, cirugía de alto riesgo que no se le ha podido practicar porque ella interpone restricciones basada en sus creencias religiosas.

Rosa desde 1972 pertenece a los Testigos de Jehová, comunidad religiosa que rechaza las transfusiones de sangre (ver recuadro). Meterla al quirófano, sin la posibilidad de hacerle una transfusión sanguínea, es matarla , dice Polidoro Saavedra, anestesiólogo de la Clínica La Carolina. En esta cirugía, los pacientes pueden presentar hemorragias de tal intensidad que los médicos necesitan tener a mano una reserva de sangre para lograr la oxigenación adecuada de los tejidos.

(más…)

Un milagro en las tinieblas

Publicado: abril 24, 2010 en Uncategorized

Héctor encontró la paz y el amor en la oscuridad. Foto: Fredy Gomez

Leydi ni siquiera pudo ir al entierro de su propia madre. El frente 45 de las Farc quería cobrar con el exterminio de su familia la decisión de su progenitora de ser Concejal en Fortul (Arauca). Ese mismo día – recuerda– con un hijo en su vientre tuvo que huir, junto con una hermana menor de siete años. 

Hizo de todo para sobrevivir. Fue empleada doméstica, recolectora de plátano, mesera, raspachin… Y en su constante deambular por la inmensa sabana metense consiguió trabajo en una discoteca en Casibare, zona rural de Puerto Lleras (Meta).

El destino se empeñaba en arrastrarla a la violencia. En aquella época la disputa entre el Bloque Centauros, bajo el mando de Miguel Arroyabe, y las Autodefensas Campesinas del Casanare, a cargo de Martín Llanos, por el control del corredor de cultivos de coca en el Guaviare, el Ariari y Guayabero, en límites con el río Meta, dejaba tantos muertos en un solo día, que era imposible contarlos.

Fue así como conoció a Héctor, uno de los militantes del Bloque Meta. En las pocas noches que lograron encontrarse, Leydi supo que él también era hijo del desplazamiento forzoso. Supo que 6 años atrás, a raíz de una emboscada de las Farc en la que murieron todos sus compañeros de trabajo, Héctor perdió la razón y decidió entrar a las filas de la ilegalidad. 

(más…)

Ex guerrillera de las Farc

María es una de las miles de colombianas que eligió el camino equivocado de las armas. Hoy, contra cualquier prónostico, tiene una vida feliz.

“Íbamos para el moridero. Y yo, yo estaba muy arrepentida de haber ingresado a la guerrilla. Lo hice para estar al lado de mi hermana, y en ese momento, ni siquiera podía confiar en ella. Estábamos huyéndole a la muerte, cada una con su compañero. Ellos escaparon en moto, mi novio y yo, en bicicleta y a caballo… Yo iba a todo galope, pero sentía que iba muy despacio. Jamás había sentido un miedo tan grande en la vida. Me iban a dar un tiro por la espalda. Moriría”.

 La joven estilista estuvo largo rato en silencio. Cogió sus tijeras y comenzó a estructurar un corte de cabello, enmarcado en la tendencia actual, con capas largas y flequillo a un lado. Sus movimientos rápidos y precisos, el talento para aplicar las técnicas contemporáneas, para crear un look versátil en el diseño y en el estilo, y su gran inspiración eran evidentes. Finalmente dijo: “yo soy muy juiciosa, doctora”.

Era una noche cálida en el piedemonte llanero y los vecinos empezaban a regresar a casa. La estilista interrumpía su labor, de cuando en cuando, para atender a las mujeres que se acercaban a las vitrinas llenas de tintes y tratamientos de belleza, y a las que entraban para acordar citas. Llegaron también las hijas de sus comadres y con sus hijas contagiaron de alegría todo el lugar.

Pero detrás de ese fascinante mundo de belleza, donde se revelan los secretos mejor guardados del universo femenino, se escondía la tragedia de María, su propietaria. Ella hace parte de ese 41 por ciento de colombianas que a finales del siglo pasado experimentaron la violencia física por parte de su pareja y es una de las mujeres que se desmovilizaron de las Farc en los últimos tiempos.

“Para nosotros no hubo estudio, no hubo nada. Mis padres eran muy, muy pobres -comenzó diciendo– A los 12 años empecé a trabajar en una finca en el Guaviare, recogiendo café. Allí conocí un niño de 14 años, me fui a vivir con él y quedé embarazada. Tenía 13 años. Nos vinimos a Bogotá, a buscar un mejor futuro. Trabajé en una casa de familia y luego cuidé a una viejita de 90 años. El tomaba mucho y cuando estaba borracho me pegaba. Dos años después me separé”.

(más…)

Ex guerillero de las Farc

Durante 20 años este colombiano estuvo en las filas de las Farc, fue adoctrinado por el mismísimo Manuel Marulanda VÉlez, alias 'Tirofijo', y después de haber pasado los mejores años de su vida en la clandestinidad decidió desmovilizarse. No pudo comulgar con los desmanes de algunos comandantes que se conviritieron en verdaderos capos de la mafia.

Después de una militancia de más de 20 años en la guerrilla de las FARC, en los que alcanzó el grado de Instructor Político y Militar del Bloque Central, Ovidio se desmovilizó para apostarle a la conquista de la paz desde la legalidad.  

Transcurría el año de 1987 cuando Ovidio Jiménez* decidió ingresar a las filas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC. Conoció a la guerrilla dos años atrás cuando su familia, cansada de aguantar hambre en Bogotá, decidió ir a probar suerte en el campo. Viajaron de pueblo en pueblo hasta que llegaron a Vista Hermosa, en el Meta y allí, en esas tierras fundadas por su abuelo en 1964, encontraron una oportunidad para sobrevivir cultivando frijol.

Poco a poco, fueron construyendo una vida más digna. No les sobraba dinero, pero al menos –recuerda Ovidio– ya no tenían que acostarse con el hambre pegada a los huesos.

Ovidio regresó a la escuela y terminó el bachillerato, pero la rabia, acumulada en los años de miseria, lo impulsó a formarse en las doctrinas marxistas leninistas. Fue activista de la Juventud Comunista Colombiana JUCO, y más tarde participó en el partido político de izquierda, Unión Patriótica (UP). Además colaboraba a la guerrilla con información y con costales de frijol.

Estaba en esas cuando decidió incorporarse a la guerrilla. Su vinculación fue por ideología y también por necesidad. En aquel entonces, los grupos de autodefensas empezaron a llegar a los corredores estratégicos y a los bastiones de las Farc, ocasionando en Vista Hermosa múltiples muertes entre dirigentes y militantes de la UP, organizaciones populares, defensores de derechos humanos, funcionarios públicos, y en general civiles percibidos como apoyos de la guerrilla. Las FARC respondieron a la incursión paramilitar con importantes ataques en los que murieron igualmente civiles.

(más…)

Hello world!

Publicado: abril 19, 2010 en Uncategorized

Welcome to WordPress.com. This is your first post. Edit or delete it and start blogging!