Archivos para diciembre, 2010

El municipio de Unguía, en Chocó, ha estado alejado del progreso y el desarrollo. Y, como es de esperarse, son muchas las necesidades de sus pobladores, quienes viven en la extrema pobreza.

Paradójicamente, en este territorio se encuentra el Parque Nacional Los Katíos, que tiene más de la mitad de la biodiversidad del mundo, y parte del bosque húmedo del Darién.

Volcán Chimborazo. Google images

(Archivo El Tiempo) Cientos de mujeres indígenas vestidas con chalinas de colores rojo, fucsia y limón, faldas largas de colores tristes y sombreros que semejan antiguas ollas de arcilla aparecen a las orillas de la carretera Panamericana, la misma que va desde Alaska (E.U.) hasta la Tierra del Fuego (Argentina).

Cada una de ellas es seguida por un grupo de niños que tienen la arriesgada tarea de lanzarse a los carros para conseguir algún centavo de dólar. Más allá de demostrar la pobreza que actualmente vive Ecuador, esa fila de mujeres y niños que se toman la vía desde la salida de Quito nos conduce al pasado, hacia una ciudad incrustada en la sierra, donde el tiempo es mágico y se convierte en un instante eterno.

Un poco antes de llegar a Guaranda -el bucólico poblado que descansa sobre las faldas de la cordillera occidental de los Andes- y después de dejar atrás dos bellezas naturales que parecían inigualables en esta travesía -el Cotopaxi y el Tunguragua, el volcán activo más alto del mundo-, el carro se detiene en un extenso valle de arena a los pies del Chimborazo, el volcán más alto del Ecuador (6.310 metros).

(más…)

Google images

(Archivo El Tiempo). Rafaelina González caminaba por el desierto de la Alta Guajira con su pequeño rebaño de chivos y cabros; iba en busca de Jepira, la Tierra de los Muertos, lugar donde Mareywa (Dios de los wayuú) transformaría su espíritu en lluvia (si alcanzaba la purificación) o en wan (alma transportadora de enfermedades y muerte).

Llegó al Cabo de la Vela, lugar donde probablemente encontraría a Dios. Lo esperó todo el día sentada en la playa con los demás Joluyas (espíritus de los muertos), pero él no aparecía.

Cuando cayó la tarde vio la imagen fugaz de Regina, su madre, quien se dirigía hacía el faro donde está la Virgen del Carmen. Entonces decidió seguirla, subió la loma y encontró la casa de Mareywa. El la estaba esperando, había llegado la hora de su juicio final.

Este viaje, que empezó con su muerte hace seis años, solo terminará y podrá pasar al otro estado: la purificación, cuando Raquelina, su hija menor, organice su segundo entierro.

(más…)

A tan solo una hora de Bogotá, se encuentra el Parque Natural Nacional Chingaza, territorio cubierto con extensos valles de frailejones, impresionantes lagunas y bosques de niebla, donde es posible realizar caminatas, campismo, pesca deportiva y observación de especies animales y vegetales.

Venados de Cola Blanca en el parque natural Chingaza - Cundinamarca

Venados de cola blanca en el campamento Monte Redondo, en el parque natural Chingaza, localizado a media hora de la capital de Colombia.

Cuando anochece en el Parque Natural Nacional Chingaza, los venados de cola blanca se acercan hasta el campamento de Monte Redondo. Aparecen solos, sin hacer mucho ruido y, durante varios minutos, se dejan observar. Son muy curiosos, pero se marchan pronto. El viento que sopla cada vez más fuerte y la temperatura, que pronto alcanzará los 4 grados centígrados, los obliga a ir en busca de refugio.

La mayoría de los visitantes del parque también se resguardan, algunos en el Centro Administrativo, que tiene una capacidad de alojamiento para 30 personas, otros en la zona de camping, presidida por siete casetas techadas y una batería de baños y duchas con agua caliente. Solo unos pocos aprovechan la claridad de la noche para observar los extensos valles de frailejones y los bosques que sirven de hogar a variedad de anfibios, reptiles y mamíferos nocturnos.

Y es que casi siempre en el sector de Monte Redondo, las noches son despejadas, lo que permite además apreciar bellísimos cielos estrellados. Basta con tener ropa y equipo de alta montaña y llevar leña para preparar una bebida caliente en la zona de camping para soportar las inclemencias del clima, propias de este territorio ubicado a 3.000 metros de altura sobre el nivel del mar.

(más…)