Archivos de la categoría ‘Viajar’

 
 
 

Bahía de Sapzurro

En el extremo Norte del Golfo de Urabá, en limites con Panamá, se encuentra esta bellísima bahía, donde la selvas del Darién se encuentra con las aguas del mar Caribe.

 

Recorrer el Golfo de Urabá desde Turbo hasta Sapzurro significa navegar por la bocas del río mas caudaloso del continente americano y descubrir, con la llegada de las aguas saladas y cálidas, inusuales poblados modelados por la caprichosa selva húmeda tropical.

Textos: Karen González A
Fotografías: Fredy Gómez

En Sapzurro, una profunda bahía en el extremo norte del Golfo de Urabá, la indomable selva húmeda del Chocó se precipita abruptamente sobre el mar Caribe, formando un increíble mosaico de paisajes que van desde pequeñas montañas en serie, bosques húmedos, ríos y quebradas, hasta imponentes acantilados, bancos de coral y playas de arena fina y blanca, bañadas por aguas cristalinas.

Además de su extraordinaria belleza paisajística, Sapzurro, el último poblado colombiano en plena frontera con Panamá, ha podido mantener su aspecto rural y apacible. Y esto es lo que lo hace realmente especial, pues significa para el visitante descubrir playas solitarias, senderos ecológicos poco transitados y degustar una exquisita cocina de mar, en la que cada plato es elaborado cuidadosamente para cada comensal.

Una de las maneras más tradicionales para llegar a este destino del Caribe chocoano es iniciar el recorrido en Turbo, un pueblo ribereño, de agitada vida comercial e intensa vida nocturna, localizado a una hora del aeropuerto de Carepa. Allí se encuentra el terminal marítimo El Waffe, donde además de la salida de algunos productos como banano, dulce, calzado y cerámicas, los turistas pueden iniciar un recorrido por las aguas que conforman el Golfo de Urabá.

Durante un poco más de una hora, hay que navegar por la desembocadura del Atrato, el río más caudaloso del continente americano. Para hacerse una idea, se cree que con el agua que arroja el río al Caribe podrían llenarse todos los embalses del país en 11 días, 14 horas y 44 minutos.

Pero, allí, en las bocas del río, no hay mareas ni tampoco olas, es impresionantemente tranquilo, tanto así que el río solo arroja bocanadas de vegetación flotante a medida que se extiende por el Golfo. Cuando arriban las aguas saladas y cálidas, también aparece en el horizonte una cordillera, formada por un extraordinario sistema de serranías bajas, que no superan los 1.400 metros de altura.

Esto hace que en el litoral se formen grandes acantilados y suelos marinos duros, que dan vida a miles de especies, y también que se produzcan olas cortas y empinadas que hacen saltar las embarcaciones. Es aquí donde se valora la recomendación de los lugareños de viajar en la parte de atrás de las lanchas, comúnmente llamadas pangas.

Encantos en tierra firme

Mono aullador

En las Selvas del Darién habita el mono aullador.

Durante la travesía marítima, que se extiende durante algo más de dos horas, las pangas hacen escala en los principales caseríos que se levantan a orillas del Golfo de Urabá como Titumate, una pequeña aldea de pescadores, y San Francisco, un caserío donde es posible alojarse en una reserva ecológica a espaldas del río Ciego, que sirve de hábitat a monos aulladores.

Desde allí se puede hacer una caminata de 35 minutos, o continuar el recorrido en lancha por 10 minutos más, hasta llegar a Triganá, un lugar que se ha hecho célebre por tener las playas más bellas de la región y por sus hermosas cascadas.

El siguiente destino es Acandí, lugar donde llegan a desovar, entre febrero y julio, las gigantescas tortugas Canaa, de dos metros y medio de ancho, por metro y medio de largo. La siguiente escala es en Capurganá, la gran ciudad turística en esta región del país.

Allí, además de sus soberbios paisajes naturales, que incluyen grandes franjas de playas blancas, bañadas por aguas verdes y azules, el confort ha dejado su mejor huella en lujosos hoteles de los más variados estilos, discotecas en alta mar y restaurantes de cocina internacional y típica. Y finalmente, después de 15 minutos en lancha, se llega a Sapzurro.

Rio Capurganá

Para llegar a la cascada El Cielo, en Capurganá, hay que hacer un recorrido de una hora, en la que se debe atravesar nueve veces el río Capurganá. Al final del sendero hay un refugio econturístico, donde se puede saltar al agua con la ayuda de una tarabita. Fredy Gomez

En nuestro destino final,el turista se aloja en cabañas familiares, en las zonas de camping o en la casa de los pobladores. Aunque en Sapzurro reina la tranquilidad, hay planes de sobra para no aburrirse. Desde allí se puede realizar una caminata hasta Capurganá, en la que es posible encontrarse con una cascada de agua fría, una gran biodiversidad y uno de los mejores paisajes de toda la región.

En la cima de la montaña, se puede ver, a lado y lado del camino, una increíble vista de de Sapzurro, con los modernos veleros provenientes principalmente de Europa y América del Sur que hacen escala en la bahía antes de partir a otros destinos Caribeños, y una gran panorámica de Capurganá.

Otro paseo infaltable es a La Miel, el primer poblado panameño. Para ello, se debe atravesar una pequeña colina con 180 escalones del lado colombiano y 238 en Panamá. Allí su playa de arena blanca, sus aguas verdes aguamarina y sus suaves marejadas son cómplices de fabulosos juegos náuticos.

También es posible realizar excursiones hasta El Aguacate, Playa Soledad o el Archipiélago de San Blas, en Panamá, donde se puede tener un contacto cercano con las tradiciones ancestrales de los kunas; o simplemente quedarse en Sapzurro para descubrir las increíbles historias de sus habitantes o las de los viajeros que todos los años regresan a este sorprendente destino entre la selva y el mar Caribe.

GUÍA DE VIIAJE

Para llegar a Capurganá se puede llegar por vía aérea desde Medellín y de allí se puede realizar un recorrido marítimo de 15 minutos hasta la bahía de Sapzurro. También se puede llegar al aeropuerto de Carepa, realizar un recorrido terrestre hasta Turbo y de allí un recorrido de tres horas por el Golfo de Urabá. Los tiquetes se deben comprar el día anterior, lo más temprano que se pueda, para salir en las primeras embarcaciones.

Para alojarse: En Sapzurro se puede alojar en camping o en cabañas familiares. Si se decide por la primera opción no olvide llevar carpa y sleeping.

Para moverse: Para conocer diferentes destinos puede hacer viajes cortos en panga o realizar intensas caminatas por los bosques húmedos del Darién. No olvide llevar linterna, agua y repelente para insectos.

Para comer: La especialidad en Sapzurro es el pargo rojo, pero si quiere degustar otras preparaciones especiales debe encargarlas desde la mañana. En La Miel le recomendamos probar el patacón con caracol. Para conocer Los paseos infaltables son a la Cascada La Diana, a 10 minutos de Sapzurro, en el sendero que conduce a Capurganá. Al corregimiento de La Miel en Panamá y a Cabo Tiburón, un lugar fantástico para caretear.

Tarifas: Transporte en lancha: Turbo-Sapzurro, 60 mil pesos. Alojamiento cabañas desde 30 hasta 65 mil. En camping desde 7.500 (si lleva carpa). Alimentación 15 mil pesos promedio, por plato. Trayectos cortos en lancha, promedio 15 mil.

Recomendaciones: Lleve dinero en efectivo y si se queda ilíquido vaya a la gasolinera en Capurganá para que desde otra parte de Colombia le puedan hacer un giro. Además como medida preventiva vacúnese contra la fiebre amarilla y tétano, 10 días antes del viaje.

Versión El Tiempo: http://www.eltiempo.com/vida-de-hoy/viajar/disfrute-entre-selva-y-playas-de-ensueno_8785518-4

Anuncios

Volcán Chimborazo. Google images

(Archivo El Tiempo) Cientos de mujeres indígenas vestidas con chalinas de colores rojo, fucsia y limón, faldas largas de colores tristes y sombreros que semejan antiguas ollas de arcilla aparecen a las orillas de la carretera Panamericana, la misma que va desde Alaska (E.U.) hasta la Tierra del Fuego (Argentina).

Cada una de ellas es seguida por un grupo de niños que tienen la arriesgada tarea de lanzarse a los carros para conseguir algún centavo de dólar. Más allá de demostrar la pobreza que actualmente vive Ecuador, esa fila de mujeres y niños que se toman la vía desde la salida de Quito nos conduce al pasado, hacia una ciudad incrustada en la sierra, donde el tiempo es mágico y se convierte en un instante eterno.

Un poco antes de llegar a Guaranda -el bucólico poblado que descansa sobre las faldas de la cordillera occidental de los Andes- y después de dejar atrás dos bellezas naturales que parecían inigualables en esta travesía -el Cotopaxi y el Tunguragua, el volcán activo más alto del mundo-, el carro se detiene en un extenso valle de arena a los pies del Chimborazo, el volcán más alto del Ecuador (6.310 metros).

(más…)

A tan solo una hora de Bogotá, se encuentra el Parque Natural Nacional Chingaza, territorio cubierto con extensos valles de frailejones, impresionantes lagunas y bosques de niebla, donde es posible realizar caminatas, campismo, pesca deportiva y observación de especies animales y vegetales.

Venados de Cola Blanca en el parque natural Chingaza - Cundinamarca

Venados de cola blanca en el campamento Monte Redondo, en el parque natural Chingaza, localizado a media hora de la capital de Colombia.

Cuando anochece en el Parque Natural Nacional Chingaza, los venados de cola blanca se acercan hasta el campamento de Monte Redondo. Aparecen solos, sin hacer mucho ruido y, durante varios minutos, se dejan observar. Son muy curiosos, pero se marchan pronto. El viento que sopla cada vez más fuerte y la temperatura, que pronto alcanzará los 4 grados centígrados, los obliga a ir en busca de refugio.

La mayoría de los visitantes del parque también se resguardan, algunos en el Centro Administrativo, que tiene una capacidad de alojamiento para 30 personas, otros en la zona de camping, presidida por siete casetas techadas y una batería de baños y duchas con agua caliente. Solo unos pocos aprovechan la claridad de la noche para observar los extensos valles de frailejones y los bosques que sirven de hogar a variedad de anfibios, reptiles y mamíferos nocturnos.

Y es que casi siempre en el sector de Monte Redondo, las noches son despejadas, lo que permite además apreciar bellísimos cielos estrellados. Basta con tener ropa y equipo de alta montaña y llevar leña para preparar una bebida caliente en la zona de camping para soportar las inclemencias del clima, propias de este territorio ubicado a 3.000 metros de altura sobre el nivel del mar.

(más…)

Archivo particular

PANAMA (El Tiempo, de Bogotá).- La octava maravilla del mundo, ese puente marítimo que une las aguas turbulentas del Pacífico con las tranquilas y coloridas del Caribe, es el telón de fondo que se aprecia desde el tren Interoceánico de Panamá.

Antes, un poco antes de que los exquisitos paisajes de la cuenca hidrográfica del Canal de Panamá aparezcan a través de las ventanas del tren, éste se abre paso por la tupida selva, tramo que aunque es digno de atención, en comparación con lo que sigue, se convierte en el momento ideal para dejarse atender por las camareras del tren.

Cuando el río Chagres desemboca artificialmente en el lago Gatún, no debe haber interrupciones. Sería un sacrilegio perderse el espectáculo de los buques de gran tamaño que se enfilan para pasar a las esclusas de Miraflores en el Pacífico o a las de Gatún en el Atlántico… para seguir su travesía por otros rincones del planeta azul.

(más…)

Un día en San Pedro de Urabá

Publicado: agosto 16, 2010 en Viajar

San Pedro de Urabá ha comenzado un proceso de transformación, en el que sus habitantes han resuelto reconciliarse para avanzar social y económico.