Posts etiquetados ‘Colombia’

Google images

(Archivo El Tiempo). Rafaelina González caminaba por el desierto de la Alta Guajira con su pequeño rebaño de chivos y cabros; iba en busca de Jepira, la Tierra de los Muertos, lugar donde Mareywa (Dios de los wayuú) transformaría su espíritu en lluvia (si alcanzaba la purificación) o en wan (alma transportadora de enfermedades y muerte).

Llegó al Cabo de la Vela, lugar donde probablemente encontraría a Dios. Lo esperó todo el día sentada en la playa con los demás Joluyas (espíritus de los muertos), pero él no aparecía.

Cuando cayó la tarde vio la imagen fugaz de Regina, su madre, quien se dirigía hacía el faro donde está la Virgen del Carmen. Entonces decidió seguirla, subió la loma y encontró la casa de Mareywa. El la estaba esperando, había llegado la hora de su juicio final.

Este viaje, que empezó con su muerte hace seis años, solo terminará y podrá pasar al otro estado: la purificación, cuando Raquelina, su hija menor, organice su segundo entierro.

(más…)

Anuncios
Medellín, cuesta arriba

Esta es la historia de un colombiano que estuvo en la violencia toda la juventud y por fin encontró sosiego como profesor de matematicas.

A mediados de los ochenta Medellín estaba a punto de ahogarse en su propia sangre por culpa del narcotráfico. En un solo año, las disputas entre las brigadas de Pablo Escobar, las pandillas de la droga y las milicias dejaban a más de 300 policías muertos, junto con unos tres mil jóvenes entre los 14 y los 25 años.

Carlos Alberto Cano fue uno de esos adolescentes que se dejó arrastrar a la ‘maldita vida fácil’ atraído por el dinero, las mujeres y las armas. Quince años estuvo en la delincuencia, primero hizo parte de las pandillas de droga y luego se enlistó en el bloque Cacique Nutibara de las Autodefensas Unidas de Colombia.

A pesar de todo corrió con suerte. Pudo salvar su vida, borró las cicatrices psicológicas que deja la violencia, terminó su carrera de ingeniería, pero su tremenda equivocación lo dejó lisiado de por vida.

“Cuando el conflicto entre los grupos de derecha e izquierda estaba más intensificado – dice Cano – nos citaron a una entrevista. Nos estaban era esperando… Varios de mis compañeros murieron en esa emboscada. Yo recibí cuatro impactos de arma de fuego y uno de ellos me atravesó la columna”.

(más…)

Ex guerillero de las Farc

Durante 20 años este colombiano estuvo en las filas de las Farc, fue adoctrinado por el mismísimo Manuel Marulanda VÉlez, alias 'Tirofijo', y después de haber pasado los mejores años de su vida en la clandestinidad decidió desmovilizarse. No pudo comulgar con los desmanes de algunos comandantes que se conviritieron en verdaderos capos de la mafia.

Después de una militancia de más de 20 años en la guerrilla de las FARC, en los que alcanzó el grado de Instructor Político y Militar del Bloque Central, Ovidio se desmovilizó para apostarle a la conquista de la paz desde la legalidad.  

Transcurría el año de 1987 cuando Ovidio Jiménez* decidió ingresar a las filas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC. Conoció a la guerrilla dos años atrás cuando su familia, cansada de aguantar hambre en Bogotá, decidió ir a probar suerte en el campo. Viajaron de pueblo en pueblo hasta que llegaron a Vista Hermosa, en el Meta y allí, en esas tierras fundadas por su abuelo en 1964, encontraron una oportunidad para sobrevivir cultivando frijol.

Poco a poco, fueron construyendo una vida más digna. No les sobraba dinero, pero al menos –recuerda Ovidio– ya no tenían que acostarse con el hambre pegada a los huesos.

Ovidio regresó a la escuela y terminó el bachillerato, pero la rabia, acumulada en los años de miseria, lo impulsó a formarse en las doctrinas marxistas leninistas. Fue activista de la Juventud Comunista Colombiana JUCO, y más tarde participó en el partido político de izquierda, Unión Patriótica (UP). Además colaboraba a la guerrilla con información y con costales de frijol.

Estaba en esas cuando decidió incorporarse a la guerrilla. Su vinculación fue por ideología y también por necesidad. En aquel entonces, los grupos de autodefensas empezaron a llegar a los corredores estratégicos y a los bastiones de las Farc, ocasionando en Vista Hermosa múltiples muertes entre dirigentes y militantes de la UP, organizaciones populares, defensores de derechos humanos, funcionarios públicos, y en general civiles percibidos como apoyos de la guerrilla. Las FARC respondieron a la incursión paramilitar con importantes ataques en los que murieron igualmente civiles.

(más…)